Cordero Ecológico

El Abogado General Wahl propone al Tribunal de Justicia que declare que puede
concederse la etiqueta europea «agricultura ecológica» a los productos
procedentes de animales que han sido objeto de un sacrificio ritual sin aturdimiento

 

En 2012 la asociación francesa Œuvre d’Assistance aux Bêtes d’Abattoirs (OABA) solicitó al
Ministre de l’Agriculture et de l’Alimentation (Ministro de Agricultura y Alimentación) que se
prohibiera incluir la mención «agricultura ecológica» (en lo sucesivo, «AB») en la publicidad y los
envases de la carne picada de vacuno certificada «halal» procedente de animales sacrificados sin
aturdimiento previo. El organismo certificador responsable, Ecocert, desestimó implícitamente la
solicitud y el tribunal competente para anular la decisión desestimatoria no acogió el recurso de la
OABA. La cour administrative d’appel de Versailles (Tribunal de Apelación de lo ContenciosoAdministrativo
de Versalles, Francia), que conoce del litigio, pregunta al Tribunal de Justicia si las
normas aplicables del Derecho de la Unión, resultantes, en particular, del Reglamento sobre
producción y etiquetado de los productos ecológicos, de su Reglamento de aplicación y del  Reglamento relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza, deben interpretarse en el sentido de que autorizan o prohíben la concesión de la etiqueta europea «AB» a los productos procedentes de animales que han sido objeto de un sacrificio ritual sin aturdimiento.
En sus conclusiones presentadas hoy, el Abogado General Nils Wahl descarta de entrada que la
imposibilidad de acumular una certificación «halal» y una certificación «AB» pueda suponer una
vulneración de la libertad de culto. A su juicio, la posibilidad de consumir productos que contengan
ambas certificaciones no está relacionada, como tal, con la práctica de un «rito religioso». En
efecto, el hecho de no disponer de carne con la etiqueta «AB» procedente de sacrificios sin
aturdimiento no afecta, como tal, a las prescripciones religiosas, ya que éstas no exigen que se
consuman únicamente productos procedentes de la agricultura ecológica. El Abogado General
precisa que no existe un derecho a acceder a productos que dispongan de una etiqueta «AB».

El Abogado General considera asimismo que la cuestión planteada al Tribunal de Justicia no es si
las certificaciones «AB» y «halal» son compatibles, sino más bien si puede concederse la
certificación «AB» a productos procedentes de animales sacrificados sin haber sido aturdidos
previamente. Hasta la fecha, la certificación «halal» proporciona escasas indicaciones en relación
con el método de sacrificio realmente empleado, a falta de uniformidad en las prácticas seguidas
por los organismos de certificación «halal» de los Estados miembros. Así, según el Abogado
General, la cuestión debe examinarse a la luz de la obligación de respetar rigurosas normas de
bienestar animal y las normas que regulan la producción ganadera ecológica y el sacrificio de
animales.

carne ecológica

 

 

 

Por lo que atañe a los productos ecológicos, el Abogado General subraya que están sujetos a
normas en materia de producción más estrictas que los productos no ecológicos. A este respecto,
recuerda que el Tribunal de Justicia ha señalado la importancia que debe concederse a los
objetivos de seguridad alimentaria y protección de los consumidores con el fin de proteger la
confianza de los consumidores en los productos etiquetados como productos ecológicos. No
obstante, la normativa pertinente es poco explícita en cuestión de normas relativas al sacrificio de
los animales y no prohíbe el sacrificio sin aturdimiento, ya que únicamente exige que se reduzca al mínimo el sufrimiento en el momento del sacrificio.

Aunque el sacrificio previo aturdimiento figura como principio en el Reglamento relativo a la
protección de los animales en el momento de la matanza, se prevé una excepción para el
sacrificio ritual de animales sin aturdimiento en unas condiciones que garanticen la limitación de
su sufrimiento. Han de adoptarse las medidas necesarias para evitar el dolor y reducir al mínimo la
angustia y el sufrimiento de los animales respecto de ambas modalidades de sacrificio. El
Abogado General añade que el Reglamento sobre producción y etiquetado de los productos
ecológicos y su Reglamento de aplicación, a pesar de guardar silencio sobre la cuestión de los
sacrificios sin aturdimiento, no imponen ningún requisito relativo al aturdimiento previo al sacrificio
para poder obtener la mención «AB»; por tanto, no pueden prohibir la práctica del sacrificio ritual.
Desde el punto de vista del Abogado General, no se puede considerar que el silencio de estos
textos sea fortuito, concretamente dado que esta cuestión se conoce y ha sido reconocida desde
hace tiempo en los textos que regulan el sacrificio de animales.

Así, aplicando su razonamiento a las certificaciones «kosher» y «halal», el Abogado General
considera que una incompatibilidad entre el sacrificio ritual y la etiqueta «AB» añadiría un requisito
que no está previsto por la normativa vigente y bloquearía el acceso de los consumidores de
productos kosher o halal a las garantías que ofrece la etiqueta «AB» en términos de calidad y
seguridad alimentaria.

En consecuencia, el Abogado General propone al Tribunal de Justicia que declare que el
Reglamento sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y el Reglamento
relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza no prohíben la
concesión de la etiqueta europea «AB» a los productos procedentes de animales que hayan
sido objeto de un sacrificio ritual sin aturdimiento previo llevado a cabo en las condiciones
establecidas en el segundo Reglamento.

Fuente: www.curia.europa.es